ILUMINACIÓN NATURAL

La fuente primaria de luz es el sol y sus radiaciones luminosas son tamizadas por la atmósfera terrestre por las moléculas gaseosas y el polvo en suspensión en el aire. La fuente que provee de iluminación natural es la bóveda celeste donde no se incluye la luz solar directa sobre los lugares de trabajo por producir una intensidad demasiado alta, contrastes indeseables, deslumbramiento y acción calórica sobre todo en climas templados y tropicales.
La iluminación natural exterior proveniente de la bóveda celeste varia según el tiempo,  la latitud, y las condiciones de la atmósfera (nubosidad y fenómenos meteorológicos).
* Para  obtener una buena iluminación natural  interior debemos tener en cuenta:
        1.    Cantidad de iluminación exterior. 
        2.    Intensidad de iluminación adecuada, según el tipo de espacio.
        3.    Uniformidad de iluminación.
        4.    Ausencia de deslumbramiento (evitar brillos excesivos o visión directa de los rayos solares).
        5.     Color de la luz.
        6.     Sensibilidad de contraste.
        7.     Radiación directa (reflejos, acción térmica).
* Para lograr un aumento de la iluminación natural en el interior  sin modificar el tamaño o posición de las aberturas  se hace uso de:

DIFUSIÓN 
Es el cambio de la distribución espacial de un haz de radiación al ser desviado en muchas direcciones cuando  incide sobre una superficie o atraviesa un medio.
  Se utilizan telas o elementos translúcidos blancos por delante de las ventanas formando una pantalla y difundiendo la luz local.
REFRACCIÓN 
Es el cambio de dirección de propagación de una radiación al pasar de un medio a otro distinto a través de un medio ópticamente no homogéneo.
  Se utilizan prismas de vidrio que desvían los rayos de luz hacia el cielorraso mejorando la uniformidad y el nivel de iluminación.
REFLEXIÓN 
Es el reenvío de una radiación que incide sobre una superficie sin que cambien las frecuencias de dicha radiación.
 La luz se refleja en ciertas superficies exteriores o interiores del local, utilizando, por ejemplo, lumiductos o estantes de luz.






ANTERIOR<